Tétanos en equinos: Tratamiento y prevención inmunológica

tétanos en equino

El tétanos es una enfermedad causada por la bacteria Clostridium tetani. Afecta a la mayoría de los mamíferos, incluido el ser humano (zoonosis). Sin embargo, el caballo es muy susceptible al contagio de esta enfermedad y de sufrir sus lesiones debido a su entorno de vida y manejo. Desgraciadamente la mayoría de casos de tetanos en equinos con sintomatología acusada suelen terminar con la muerte del animal o requerir eutanasia.

La bacteria se encuentra en suelo y estiércol, mayoritariamente en forma de espora, siendo por ello muy resistente al medio ambiente durante mucho tiempo. La infección en el caballo generalmente es por medio de heridas punzantes y contaminadas.

Factores de riesgo de contracción de tetanos en equinos

Debido al manejo de los caballos, encontramos varios factores de riesgo que incrementan la entrada de la bacteria a su organismo:

̶  Heridas accidentales con clavos, alambres y objetos punzantes. Suelen ser frecuentes, ya que los caballos tienen tendencia a sufrir accidentes por su carácter y su envergadura.
̶  Cirugías: castraciones, caudotomías, heridas traumáticas, etcétera.
̶  Yeguas recién paridas en suelos con mucho estiércol.
̶  Potrillos recién nacidos en suelos sucios a través del cordón umbilical.
̶  Por vía oral: caballos que sufren úlceras gastrointestinales y comen tierra y estiércol contaminado por la bacteria. En este caso la vía de infección es a través de las propias úlceras.

La bacteria se multiplica rápidamente en tejidos dañados, produciendo una toxina —neurotoxina— que llega a través de sangre a neuronas y nervios. Esto genera la inhibición de la fase de relajación muscular dando una hipertonía muscular (rigidez).

Síntomatología del tétanos en caballos

El síntoma clásico del tétanos en equinos es la postura de “caballito de madera”, es decir, rigidez de extremidades, cola en trompa, prolapso del tercer parpado, risa sardónica, entre otros.
El caballo sufre espasmos musculares que empiezan desde la zona de la cabeza expandiéndose por el resto de la musculatura del cuerpo, continuándose con dificultades para moverse, comer y beber. Los ruidos fuertes o las luces intensas exacerban los síntomas (hiperestesia), mejorándose si se encuentra en un lugar tranquilo y oscuro. Finalmente degenera a pasar largos periodos de tiempo tumbado y trastornos cardio-respiratorios que llevan a la muerte.

 

Tratamiento y prevención del tetanos en equinos con INMUSER CT

Por lo anteriormente descrito, el diagnóstico temprano del tétanos en equinos favorece la eliminación de la bacteria y la disminución de los efectos que hubiese de la enfermedad.

Los tratamientos van dirigidos a:

— Destruir la bacteria mediante antibioterapia (penicilinas fundamentalmente).

— Limitar la producción de toxina, reduciéndose así los efectos de la misma mediante administración de un suero hiperinmune frente a toxina tetánica como Inmuser CT® de Laboratorios Ovejero.

Es frecuente recurrir a fluidoterapia, relajantes musculares y mantener al caballo en un lugar tranquilo y con poca luz para mejorar su calidad de vida durante el transcurso de la enfermedad.

Destacar que la prevención es fundamental en este tipo de enfermedades, sobre todo por su afectación al sistema nervioso y sus consecuencias fatales. Por ello es de vital importancia generar una inmunidad ante cualquier indicio, sospecha o posible entrada de la enfermedad. En este punto también es aplicable el suero hiperinmune y antitóxico Inmuser CT®

Ventajas del uso de Inmuser CT en casos de tétanos en caballos

Con la administración de Inmuser CT® conseguimos:

Reducir tanto la producción de la toxina como sus efectos a nivel de sistema nervioso y muscular.
Generar una inmunización pasiva para prevenir la infección por Clostridium tetani.

Este producto es ideal para la prevención en casos de: heridas accidentales, cirugías varias, partos, potros recién nacidos y caballos con úlceras gastrointestinales en lugares poco limpios y concurridos.

La administración de Inmuser CT® establece una inmunidad inmediata durante catorce días. Puede usarse tanto en yeguas gestantes como en lactación.

Con una dosis de Inmuser CT®  vía subcutánea en tablas del cuello, zona escapular y costillar, de entre 3000 – 5000 U.I. (10 – 17 ml.), conseguiremos inmunidad inmediata y limitaremos la producción de la toxina, evitando así consecuencias fatales para el caballo.

Posts Relacionados


La QIB en el ganado de Lidia

El ganado de Lidia es un tipo de explotación.


Implementación de un protocolo de inmunoterapia en vacuno de leche

Con la implantación de la receta electrónica veterinaria, y.


Tétanos en equinos: Tratamiento y prevención inmunológica

El tétanos es una enfermedad causada por la bacteria.

Queremos ayudarte

¿HABLAMOS?