La QIB en el ganado de Lidia

El ganado de Lidia es un tipo de explotación extensiva muy peculiar. Sus productos, sobre todo los animales destinados a espectáculos taurinos deben presentar las mejores condiciones físicas para su venta. Dentro de este ganado, una de las causas más frecuentes de invalidez son las lesiones oculares. 

En estos animales, sobre todo en los machos, un defecto en la visión los desechará para poder ser lidiados en un espectáculo taurino, perdiendo con ello el sentido de su cría y su valor económico, generando grandes pérdidas dentro de la ganadería. Una de las patologías oculares con mayor incidencia es la queratocunjuntivitis infecciosa bovina (QIB). Esta enfermedad provoca lesiones en la córnea, generando una opacidad en esta bastante visible, que a veces puede llegar a ser permanente si no hay una correcta vigilancia.

El agente principal que genera esta enfermedad infectocontagiosa es la bacteria Moraxella bovis, que se trata de un bacilo Gram-. Existen varias cepas de esta bacteria que poseen distintos factores de virulencia, como la presencia o no de “pilis” para adherirse a la córnea y no sea eliminada por el parpadeo o la lágrima, o la producción de toxinas que destruyen la córnea y a los glóbulos blancos que actúan frente a la infección.

Un factor relevante en el desarrollo de la enfermedad es la inmunidad del individuo, que aumenta con la edad, siendo los animales jóvenes mucho más susceptibles que los adultos. Aunque la bacteria Moraxella bovis sea el principal agente de la enfermedad, la presencia de otras bacterias como son Mycoplasmas, Pseudomonas, Streptococcus o Staphylococcus, entre otros, provocan un empeoramiento de la patología y por ende han de ser tenidos en cuenta a la hora de realizar los tratamientos. Finalmente, la presencia del virus IBR, agente inmunodepresor, también puede agravar la enfermedad.

Factores de riesgo de contracción de la QIB en el ganado de Lidia

Existen factores que predisponen al animal a padecer la enfermedad, como son:

  • Déficit de minerales y vitaminas, que generan sequedad de la conjuntiva y espesamiento de la córnea.
  • Capas claras, como los ensabanados, jaboneros, colorados y sobre todo colorados ojo de perdiz. Típicos en casta Cabrera y Navarra, y en los encastes Domecq, Núñez y Veragua.
  • Aumento del nivel estrés, sobre todo en labores de manejo como son los transportes, el herradero y los saneamientos entre otras.
  • Luz solar, en concreto el aumento de radiación ultravioleta, dándose un 20% de los casos en primavera, 30% en verano y 45% en otoño.
  • Animales portadores asintomáticos de Moraxella bovis dentro de la ganadería.
  • Agentes físicos y/o traumatismos que irritan el ojo: Polvo en suspensión, espigas del pasto, golpes por peleas que es muy típico en la raza de lidia, etc.
  • La presencia de moscas, principales vectores de la enfermedad.

La sintomatología de la enfermedad

La sintomatología de la QIB en el ganado de Lidia comienza con dolor ocular y se muestra con los siguientes síntomas:

  • Blefaroespasmo (cierre de los parpados).
  • Epífora (lagrimeo continuo).
  • Conjuntivitis (enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva).
  • Quemosis (inflamación de la membrana que cubre la conjuntiva).
  • Fotofobia (constricción de la pupila).

La cornea se ulcera desde los primeros estadios, y en unas 48 horas tras la infección comienza a aparecer el edema corneal (la denominada comúnmente “nube” del ojo). El edema se irá extendiendo por todo el globo ocular, pasando de un tono azulado a blanco. Este proceso puede llegar a afectar a ambos ojos (proceso bilateral). Sin embargo, ante este daño el ojo reacciona formando nuevos vasos sanguíneos en torno a los seis días del inicio de la úlcera, que comenzaran el proceso de cicatrización, dándole un color rosado.

Aunque se llegue a completar la cicatrización de la córnea, suelen quedar cicatrices marcadas que desecharían a los toros en los reconocimientos veterinarios de las plazas importantes. Cabe destacar, que en aquellos casos donde las úlceras corneales se han complicado ha degenerado en ceguera, imposibilitando al animal para cualquier espectáculo taurino.

Tratamiento y prevención de la QIB en el ganado de Lidia

El tratamiento médico para la enfermedad consiste en una inyección subconjuntival (debajo del parpado) con antibióticos y corticoesteroides (o AINES en caso de existir úlcera), en una sola dosis o en los peores casos repitiendo una segunda a los quince días. El carácter de estos animales complica mucho el proceso, ya que habría que encerrar al animal en un mueco de contención adecuado bajo sedación y anestesia local, o mediante anestesia general, para la aplicación del tratamiento. Es muy importante el control visual de los animales prácticamente a diario, ya que, si se detecta la enfermedad en las primeras fases el tratamiento médico suele ser más exitoso.

Estas técnicas de inmovilización suponen un coste económico importante y acarrean bastante riesgo para la salud e integridad del animal.

Existen métodos preventivos que ayudan a disminuir la incidencia de la QIB en el ganado de Lidia y con ello sus secuelas, siendo rentables económicamente para la ganadería y de fácil aplicación sobre los animales como son:

  • Zonas de sombreo y abrigo de vientos en los cercados que albergan los animales.
  • Evitar zonas de pastos altos y duros con alto índice de espigas.
  • Uso de ectoparasitarios y repelentes de vectores (moscas). A través de baños o fumigaciones.
  • Uso de AUTOVACUNAS específicas eficaces frente a las cepas bacterianas que se encuentren en cada ganadería.

Por lo anteriormente descrito, resaltar la importancia de tener las explotaciones bajo los criterios de bienestar animal, para que los reproductores reduzcan el desarrollo de enfermedades y lesiones, reportando así beneficios a la ganadería. Desde Laboratorios Ovejero llevamos años apostando por la prevención a través de CIDSA (Centro de Inmunología y Diagnóstico en Salud Animal), mediante la elaboración de autovacunas específicas que permiten combatir de manera eficaz los problemas sanitarios que afectan a las explotaciones ganaderas.

Posts Relacionados


La QIB en el ganado de Lidia

El ganado de Lidia es un tipo de explotación.


Implementación de un protocolo de inmunoterapia en vacuno de leche

Con la implantación de la receta electrónica veterinaria, y.


Tétanos en equinos: Tratamiento y prevención inmunológica

El tétanos es una enfermedad causada por la bacteria.

Queremos ayudarte

¿HABLAMOS?