Diarrea en potros: Síntomas, tipos y tratamiento

Pasado el periodo de gestación y la incertidumbre del parto llega el momento de encontrarnos con el potro recién nacido. El potro es sensible y es bastante común que sufra diarrea, sobre todo en el periodo de periparto.

La diarrea es el resultado de un paso demasiado rápido de los alimentos a través del tracto gastrointestinal, que intenta absorber la humedad y los nutrientes. Esto puede deberse a una mayor movilidad del tracto, ya sea porque se ha reducido la capacidad de absorción de agua del intestino, o porque hay una mayor liberación de humedad y electrolitos en el mismo.

La diarrea en potros es una afección común a la que no suele darse una gran importancia clínica. Sin embargo, puede desembocar en consecuencias sistémicas graves e irreversibles conllevando problemas de bienestar y pérdidas económicas importantes, tanto directas cómo indirectas (bajas de animales, gastos en tratamiento, gastos en diagnóstico y mano de obra).

Síntomas de la diarrea en potros

Las terapias de tratamiento deben iniciarse de manera rápida sin esperar a confirmar un diagnóstico definitivo. Para ello, debemos diagnosticar de manera presuntiva la causa usando la sintomatología y conociendo las enfermedades frecuentes que afectan a ese grupo de edad, e iniciar las medidas de tratamiento necesarias.

Hay que saber detectar los síntomas incipientes de diarrea en potros. Para ello, nos es de gran ayuda las siguientes recomendaciones:

• Visitar al potro y a la madre al llegar a la cuadra y al marcharnos de la misma.
• Observar las heces que haya en la cama, detectando las que tengan una consistencia diferente a la normal.
• Comprobar si el potro está sucio entorno al maslo y periné.

(Imagen de vimesogmbh en Pixabay)

Tipos de diarrea en función de su origen

Podemos encontrar diferentes tipos de diarrea atendiendo a su origen:

1. Mecánico:

  • Diarrea del estro o del celo de la yegua: Suele darse entre los 6 y 10 días de vida coincidiendo con el primer celo de la yegua postparto. Se origina por cambios en la mucosa intestinal, existiendo también la teoría de producirse por variaciones en la composición de la leche debido a cambios hormonales de la yegua.
  • Alimentarias: Aparecen con frecuencia cuando alimentamos al potro con preparados de leche artificial. Aumentos en el volumen de leche que necesitan, o preparados con concentraciones inadecuadas provocan diarreas osmóticas. Suele ocurrir en la primera semana de vida.
    También puede manifestarse por errores en el tipo de alimentación sólida a partir de las seis semanas de vida, momento en el que el potro empieza a ingerir mayor cantidad de alimento sólido.
  •  Por ingestión de arena al alimentarse: Se presenta con mayor frecuencia a partir de las seis semanas de vida.

2. Síndrome de asfixia neonatal: El potro sufre momentos de asfixia en el parto que dan lugar a isquemia intestinal, siendo los casos más severos y de pronósticos más reservados de diarrea en los primeros días de vida.

3. Bacterianas: dan cuadros clínicos más frecuentes y relevantes. Los principales agentes son Clostridium y Salmonela, sobre todo en las primeras semanas de vida.

4. Víricas: La más común es la generada por Rotavirus en torno a la primera semana de vida hasta la sexta. Suele aparecer en forma de epidemia en las yeguadas.

5. Parasitarias: Poco frecuentes y fáciles de evitar desparasitando a la madre antes del parto. Se dan a partir de la primera semana de vida. El principal agente es Strongyloides westeri seguido de Parascaris equorum.

6. Otras causas: Úlceras gástricas, disbiosis intestinal por el mal uso de antibióticos, Herpesvirus e hipersensibilidad alimentaria.

Soluciones para tratar la diarrea: Diar Frivit

El mejor tratamiento es la prevención, esencial para reducir los casos de diarreas y su gravedad. Es fundamental establecer medidas de bioseguridad, extremar la higiene en las parideras, en los alojamientos de los potros y desinfectar entre partos y lotes. Además, llevar a cabo un buen plan vacunal, antiparasitario y buen encalostrado de cada potro.

Una vez aparezca la patología, aplicaremos tratamiento de soporte en todos los casos. El tratamiento es común a todos los potros con diarrea sin manifestaciones sistémicas, siendo los puntos más prácticos:

  • Fluidoterapia oral y suplementación de electrolitos para mantener la restauración de perdida de líquido.
  • Prebióticos que ayuden al restablecimiento de la flora intestinal.
  • Protectores gastrointestinales y adsorbentes de toxinas.
  • Aporte energético, que además de dar un aporte nutricional al potro favorecerá la regeneración intestinal.
  • Suplementos enzimáticos.
  • Dieta: Nunca ayunar y siempre mantener fluidos a disposición del potro.

En diarreas de origen bacteriano es necesario añadir el tratamiento intensivo a base de antibioterapia, coloides, transfusiones y nutrición parenteral. En casos de Síndrome de asfixia neonatal se requiere añadir transfusiones y fluidoterapia.

Desde Laboratorios Ovejero ofrecemos Diar Frivit como solución para restaurar la función digestiva normal.

Diar Frivit es un pienso complementario prebiótico y una fuente de electrolitos y energía. Además, tiene efecto adsorbente, aglutinante y tampón. Es eficaz independientemente de la etiología de la diarrea, ya que actúa sobre el tránsito digestivo y no sobre el patógeno. Se puede usar como tratamiento único en diarreas leves o como complemento de la fluidoterapia y/o antibioterapia en diarreas más graves.

Entre los componentes de Diar Frivit se encuentran:

  • MOS-Beta Glucanos: Efecto prebiótico, promueve el crecimiento de la flora bacteriana normal, estimula el sistema inmunitario innato e impide la colonización de la mucosa intestinal por bacterias Gram negativas.
  • Diosmectine (Montmorillonita): Adsorbente natural que actúa de dos formas: por un lado, recubre y protege la mucosa intestinal, y por otro, se adhiere a los microorganismos y sus productos tóxicos para impedirles actuar.
  • Electrolitos: Permiten la restauración del balance electrolítico.
  • Carbohidratos: Fuente de energía.
  • Acetato y propionato: Efecto tampón.

Gracias a esta composición cuidadosamente estudiada, Diar Frivit nos permite combatir la diarrea y reestablecer el tránsito digestivo normal. Estas características lo convierten en una herramienta de gran utilidad para el veterinario y el ganadero.

La presentación del producto es en jeringa de 60 ml para administrar vía oral, directamente de la jeringa a la boca. No es necesario una preparación previa ni mezclar el producto con agua. La posología en potros es de 10 ml cada 12 horas durante 3 días. Al ser una cantidad tan pequeña y aplicarse directamente en la boca, es útil incluso en potros con reflejo de succión reducido. Además, cabe destacar, que también tiene registro en cabritos, corderos y terneros.

En resumen, Diar Frivit es un producto completo, eficaz y fácil de aplicar.

Posts Relacionados


La QIB en el ganado de Lidia

El ganado de Lidia es un tipo de explotación.


Implementación de un protocolo de inmunoterapia en vacuno de leche

Con la implantación de la receta electrónica veterinaria, y.


Tétanos en equinos: Tratamiento y prevención inmunológica

El tétanos es una enfermedad causada por la bacteria.

Queremos ayudarte

¿HABLAMOS?